25 de julio de 2011

Estrategias que Pueden Ayudarle a Combatir la Ansiedad, el Estrés y el Temor en su vida diaria:


La Clínica Mayo da las siguientes recomendaciones:

Hacer ejercicio regularmente – Caminar es una excelente opción.
Dejar el alcohol, el cigarro y las drogas – No los use para sentirse mejor.
Comer una dieta sana - Balanceada y rica en frutas y verduras
Eliminar la cafeína de su vida lentamente - Notará una diferencia en sus niveles de estrés y ansiedad
Cultivar una red de apoyo – Pase todo el tiempo que pueda con personas que la hagan sentir bien.
Compartir sus pensamientos y temores - Con sus amigos, familiares o un terapeuta. También es útil llevar un diario donde escriba aquello que le hace sentir ansioso, estresado o lastimado. Una encuesta de la Asociación del Trastorno de Ansiedad de América reporta: “Hablar con otros es una condición útil para las personas que padecen Trastorno de Ansiedad; más del 50% reportó mejoría en sus relaciones después de una conversación.”
Reír – Ría tanto como le sea posible y busque las cosas y la gente que encuentre amena y agradable. Como el ejercicio, la risa causa la liberación de endorfinas en el cuerpo. Trate de encontrar lo chistoso y absurdo de las situaciones estresantes.
Relajarse y disfrutar la vida - Tómese tiempo para jugar, relajarse y trate d pasar tiempo hacienda sus hobbies o actividades que realmente disfrute.
Identificar los detonantes de su estrés y ansiedad – Limite los estresores conocidos en su vida. Evite dificultades con sus colegas, familiares y conocidos tanto como sea posible.
Disminuir sus expectativas – Si se siente ansioso por que las personas o situaciones en su vida no corresponden a sus expectativas, ajuste sus expectativas.
Cambiar el rumbo –Si detecta el inicio de la ansiedad o pánico, trate de romper el ciclo antes de que lo sobrepase. Detenga lo que está hacienda y salga a caminar o haga algo que realmente disfrute para cambiar sus pensamientos.
Ayudar – Ayudar a otros a menudo puede sacarlo de sus propias preocupaciones y darle perspectiva. Ser voluntario de manera regular o ayudar a alguien necesitado en su colonia, iglesia o comunidad pueden proveerle de oportunidades para escapar de usted mismo y sus preocupaciones.
Mejorar su relación íntima – Si su ansiedad se relaciona co aspectos de su infancia que interfieren con su habilidad para construir relaciones de amor sanas y de confianza, se puede beneficiar de aprender manera de mejorar sus relaciones.

Puede incorporar herramientas de la Terapia Cognitiva Conductual en su pensamiento:

• Prestar atención a su diálogo interno (las cosas que se dice a sí mismo) y cambie los comentarios devaluatorios y negativos por otros más positivos.
• Evitar los absolutos. Note cuando use expresiones que generalizan con un estilo catastrófico ("Siempre me decepciona”, “Ella nunca es buena conmigo”, “Nadie me ayudará”). Dichas afirmaciones rara vez son verdaderas, pero cuando las piensa o dice, usted tenderá a reaccionar a la situación como si lo fueran, lo cual incrementará su ansiedad.
• Usar un lenguaje más balanceado. (“A veces me decepciona”, “Tengo miedo que la gente no me ayude, pero si pregunto, tal vez lo harán”).

Recuerde que si sus sentimientos de ansiedad y depresión son muy severos, lo más recomendable es que busque ayuda psicológica. Mientras más pronto se atienda más rápida será su recuperación y regresará a su vida normal. Hágalo por usted mismo, sus seres queridos y las personas que los rodean.

Bibliografía:
Adiós Ansiedad, David Burns

No hay comentarios: