17 de marzo de 2013

¿CONFÍAS EN TI?


Por Bertha Vasconcelos

Es más fácil decirlo que sentirlo. ¿Qué tanto confías en ti mismo? Me refiero a esa confianza en tus habilidades, talentos y capacidades para forjarte una vida plena. Esa confianza que es necesaria para alcanzar tus sueños.

El otro lado de la confianza trata de los demás. ¿Qué tanto confías en los demás? Si no confías en tus familiares, clientes o colegas, ¿por qué ellos habrían de confiar en ti? Confiar en ti mismo y en los demás te abre a la abundancia y favorece tu crecimiento.

Si creciste con la creencia que debías cuidarte de todos porque te quieren hacer daño, tarde o temprano harás lo que sea necesario para comprobar tu creencia. Al final, te quedarás solo porque no confías en nadie y nadie confiará en ti. Alejarás a todas las personas, incluyendo a las que te aman.

En las relaciones la reciprocidad es un elemento determinante para su duración y fortalecimiento. Forzosamente necesitas dar algo a cambio, como tu confianza, tu voto de fe. Por ejemplo, si confías en tus hijos, ellos aprenderán a confiar en sí mismos también. De lo contrario, crecerán con un sentimiento de desconfianza en sí mismos y en los demás, percibiendo al mundo como un lugar hostil para vivir. Estas creencias no les ayudarán mucho a vivir felices cuando crezcan.

Y sobre todo confía en la vida y fluye con lo que cada día te trae. Deja de pelearte con la vida y con las consecuencias de tus decisiones. No estás sin poder, vuelve a confiar en ti y en los demás para que fluyas nuevamente y llegue a tu vida lo que ha salido de ti porque todo regresa. Si confías en ti, los demás confiarán en ti; y si confías en los demás, ellos también confiarán en ti.

Practica todos los días confiar en ti mismo, en los demás y en la vida. Si no puedes lograrlo solo, busca ayuda profesional. Todos necesitamos ayuda en alguna área de nuestra vida en algún momento u otro, tu, yo y todos. No nacimos para vivir en solitud ni creernos todopoderosos. Recupera la confianza.

No hay comentarios: