14 de diciembre de 2018

SIMPLIFICA EN ESTA ÉPOCA DECEMBRINA




Por Bertha Vasconcelos

Mientras muchas personas están muy alegres festejando las fiestas, otras personas estamos pasando situaciones difíciles. Tal vez estamos ocupadas pensando en cómo sortear todo lo que hay que hacer en esta época, y a la vez, estar al tanto de la salud de un ser querido.
   
Demasiados están viviendo un duelo tras duras pérdidas. Desde la muerte de un ser significativo, separaciones, rupturas, problemas conyugales, pérdida del trabajo, problemas financieros, la pérdida de la salud hasta de una ilusión. Personas perdieron a un ser querido este año o recientemente y no tienen ánimos para decorar ni asistir a alguna cena. Y eso está bien. A quienes perdieron a un ser querido les sugiero que hagan lo que les nazca hacer desde el corazón. No se obliguen a festejar si no lo desean hacer. Sean congruentes con sus sentimientos y creencias. Ser fiel a uno mismo es lo más conveniente. Y si conoces a una persona que está pasando por una pérdida similar, pregúntale que desea hacer.

El organismo del ser humano está equipado para tolerar niveles de estrés que no rebasen demasiado sus recursos internos. Pero cuando las demandas y exigencias del exterior son mayores a la capacidad interna de respuesta puedes llegar a abrumarte demasiado. Y, ¿cuál es el propósito de agobiarte innecesariamente?

Pienso que la clave para pasar una temporada navideña con estrés mínimo es simplificar lo más posible. Aquí te presento algunas estrategias útiles para sobrevivir sin sufrir un “colapso nervioso."



  1. Si no te ha dado tiempo de comprar regalos y en tu familia se acostumbra dar regalos,  piensa en algo práctico. Haz una sola visita o compra tus regalos directamente a personas artesanas que se dediquen a esto. Los bazares son excelentes lugares para comprar varios y excelentes regalos en un par de horas. Esta temporada es de las mejores para las personas que hacen manualidades o venden regalos. Se ayudarán mutuamente.
  2. Cuando la familia está pasando por una mala racha económica o deben prever para enero, puedes sugerir a los adultos que no den regalos. O puedes proponer hacer un intercambio de regalos fijando una suma cómoda para todos. Si tienes hijos pequeños, ellos se contentan con regalos simples, poco costosos, pero llamativos; su inocencia y creatividad son maravillosas.
  3. Es una excelente idea comprar comida hecha para la cena. Cada vez más son las personas que deciden comprar algo hecho pues ya no tienen tiempo o la salud necesaria para cocinar. Por lo tanto, hoy en día tienes una gran cantidad de opciones para disfrutar de una deliciosa cena.
  4. Si querías reunirte con ciertas amistades o entregar regalos a tus clientes pero estás muy presionado en  tus tiempos, déjalo para enero. No hay problema, lo más importante es que no te agobies ni estreses demasiado. Es época para disfrutar no sufrir ni presionarte.
  5. Cuando existen conflictos dentro de la familia, ésta es una época más difícil. La familia es un tema complicado debido a los vínculos afectivos tan profundos que existe entre sus miembros. El resentimiento es mayor hacia un miembro de la familia que hacia un amigo o vecino. No hay solución ideal para los problemas familiares. Cada familia es única y cada problemática es diferente. Lo que puede ayudarte es saber que todo pasa y esto también pasará. Las familias son dinámicas. No siempre puede existir armonía. Si sientes gran malestar por la situación familiar, busca ayuda profesional y resuelve lo tuyo, lo que te corresponde. Guardar resentimientos amarga tu existencia y la de las personas que te rodean.
  6. Si terminaste con tu pareja o te rechazaron, continúa elaborando tu duelo y no le marques si esto te lastimaría más. Podrías escribir una carta de enojo o de cierre. Escribe y escribe, todo lo que te salga sin detenerte, pero no envíes tus cartas. Rómpelas, nunca se envían. Esto te ayudará a elaborar tu duelo más rápido.
  7. Simplifica tus actividades y hábitos navideños. No hay prisa. Haz únicamente lo que alcances a hacer día a día. No te abrumes por lograr todo. La lista de pendientes no termina mientras estemos vivos.


Te deseo que en esta temporada decembrina disfrutes lo disfrutable. 


No hay comentarios: